IGLESIA BAUTISTA TORONTO | Iglesia Bautista El Redentor

BIENVENIDOS! WELCOME!

Por el bienestar de nuestros miembros y visitas, en estos momentos TODOS nuestros servicios se transmiten EN VIVO por la plataforma virtual de Facebook Live.  Visite nuestra pagina (https://www.facebook.com/elredentortoronto) y dele “Like” para recibir notificaciones de cada uno de nuestros estudios y predicaciones. Gracias por su comprension!

Preguntas?  Envianos tu mensaje a info@elredentor.ca or llamanos al 647-499-6109

Iglesia Bautista El Redentor

DECLARACION DE FE

1. Jesús es el Señor

Los bautistas creemos que Jesucristo, siendo eternamente Dios, el Hijo unigénito y la expresión visible del Dios invisible, efectivamente obtuvo la salvación para toda la creación a través de su muerte, sepultura y resurrección. Él es el asignado por Dios Padre para gobernar con autoridad sobre toda la creación. Cada área de la vida del creyente y la vida de la iglesia debe estar sujeta al Señor.

2. La Palabra de Dios es la regla autorizada de fe y práctica

Los bautistas creemos que Dios comunica su voluntad a través de la Palabra inspirada de Dios. Para los bautistas, la Biblia es la autoridad final en materia de fe y práctica. Debe ser interpretado responsablemente bajo la guía del Espíritu Santo de Dios dentro de la comunidad de fe.

3. El sacerdocio de todos los creyentes

La Biblia afirma el valor de cada persona al haber sido creada a imagen de Dios, y también declara a cada persona moralmente responsable de su propia naturaleza y comportamiento. Los bautistas creemos que inherente al valor de cada persona es también el derecho y la competencia de cada individuo personalmente para tratar directamente con Dios a través de Jesucristo. Este principio también sugiere nuestra responsabilidad de servir a otros creyentes en intercesión y crianza: somos sacerdotes unos para otros. Los bautistas creemos que ningún grupo o individuo tiene el derecho de obligar a otros, por la fuerza o políticamente, a creer o adorar como ellos. Más bien, los bautistas históricamente hemos sido campeones de la libertad religiosa.

4. Una iglesia de creyentes

Los bautistas creemos que Jesucristo elige formar su iglesia reuniendo a los creyentes con el propósito de adoración, testimonio, compañerismo y ministerio (tanto espiritual como social). Los bautistas reconocen a la iglesia universal como todos los que verdaderamente profesan fe en Jesucristo como Señor y Salvador. También profesan su comprensión de la iglesia como expresada visiblemente en las congregaciones locales. Por tanto, cada iglesia local debe estar formada por creyentes que, por su profesión de fe y su bautismo ( por inmersión), se incorporan a la iglesia local mediante la actividad del Espíritu Santo. Los bautistas creemos que el bautismo de los creyentes y la cena del Señor son las dos ordenanzas requeridas por el Nuevo Testamento y deben ser administradas por la iglesia local.

5. Misión y evangelización

Tenemos una historia que contar que fue ordenada por nuestro Señor en la Gran Comisión de Mateo 28: 19-20. Nuestro llamado es compartir el mensaje de amor y salvación de Dios con cada persona. Cada cristiano tiene el deber de compartir su fe con los demás. Los bautistas continúan siendo muy activos en los esfuerzos misioneros, tanto en contextos locales como globales. Reconocemos que la misión no es solo la evangelización, sino que también incluye la promoción de la justicia, el bienestar social, la curación, la educación y la paz en el mundo. Es un enfoque holístico que expresa el cuidado tanto de las necesidades del alma humana como de las necesidades sociales que afectan a toda la vida.

6. Autonomía y Asociación de la Iglesia

El gobierno de una iglesia local está controlado por los principios del sacerdocio de todos los creyentes, el señorío de Cristo, la autoridad de las Escrituras y la guía y el poder del Espíritu Santo. Cristo, presente en la vida de los miembros de la congregación, los conduce corporativamente a descubrir y obedecer su mente y voluntad. Tal  gobierno congregacional exige y expresa la igualdad y responsabilidad de los creyentes bajo el señorío de Cristo. Las iglesias bautistas también reconocen la necesidad de moderar el ejercicio de su autonomía para “asociarse” mediante la vinculación regional, nacional e internacional para el ministerio, la misión, el apoyo y el compañerismo.

7. Libertad e igualdad

A partir de nuestras convicciones sobre el sacerdocio de todos los creyentes, afirmamos que en Jesucristo todas las personas son iguales. Cada uno es libre de relacionarse con Dios y de expresar una fe que no es coaccionada. La fe no puede ser predeterminada por otra persona, pero es el derecho y la responsabilidad de cada individuo al buscar una relación con Dios basada en sus propios compromisos personales. Una extensión adicional del principio del señorío de Cristo y el sacerdocio de los creyentes se encuentra en la convicción bautista de que debe existir una separación entre la iglesia y los gobiernos civiles.

IGLESIA BAUTISTA TORONTO | IGLESIA BAUTISTA EL REDENTOR.

Copyright 2020